¿Cómo definir nuestra propuesta de valor?

ESTO ES

¿Cómo definir nuestra propuesta de valor?

Nacho Francolino

Project Leader

Todas las personas comunicamos, somos una marca. Partiendo de esa premisa es clave trabajar en nuestro plan de carrera y comprender cómo maximizar nuestra propuesta de valor.


**ATENCIÓN**
La nota es una continuidad de otras anteriores, por lo cual incluye una síntesis a modo de repaso. Seguido viene la nota como continuidad de guía de apoyo para que mejores tu plan de carrera.
**ATENCIÓN**


Síntesis notas anteriores


Todo nace de un verdadero INTERÉS; y una vez que lo encontramos, lo llevamos a la PRÁCTICA, ¿cuándo?:

  • Cuando nos sentimos a gusto con esa PRÁCTICA, a tal punto que pasa a formar un HÁBITO en nuestra vida.
  • Cuando mantenemos un GRIT alto porque tenemos buenos indicadores de PERSEVERANCIA y PASIÓN.

Entonces ya podemos decir que hablamos desde adentro, desde nuestro PROPÓSITO, comprendiendo realmente el ¿POR QUÉ? de lo que hacemos. Desafiando muchas veces a nuestras creencias limitantes.

En el camino para formarnos trabajamos a través de nuestros valores, que nos hacen ser de una determinada manera, de cómo, dónde quiero trabajar y elegir nuestro entorno.

Nos plantamos en el presente para crear nuestro futuro, enmarcamos la misión, apuntalamos la visión con objetivos claros, generando KPI´s que nos permitan avanzar creando los pequeños éxitos y reconocimientos que necesitamos para mantener el GRIT.



Contexto de la propuesta de valor


Debemos comprender si ya tenemos una propuesta de valor, y si es lo suficiente fuerte para que colaboradores, empleadores, equipos que lideramos, clientes, la valoren.

La percepción de valor parte de cómo resolvemos las necesidades que tienen otros, que beneficios les damos, y el ¿por qué? nos han de elegir antes que a otro.

Al formular nuestra propuesta de valor, debemos poder responder claramente:

  • ¿Qué estamos desarrollando a nivel carrera personal? Cuál es nuestro norte.
  • ¿Para quién? Para una empresa, para un equipo de trabajo, un proyecto personal, etc.
  • ¿Qué soluciona? generamos ahorros a través de la eficiencia, motivamos, mejoramos estados de ánimo a través de buenas prácticas de liderazgo, optimizamos procesos, eliminamos riesgos, ayudamos a la organización a trabajar efectivamente, etc.

Destacamos dos puntos que funcionan como filtro:

  • ¿Qué beneficios aportamos?
  • ¿Por qué nos van elegir a nosotros y no al resto?

Tener en claro cuál es nuestra propuesta de valor es la clave para promover nuestro plan de carrera.

  • Nos ayuda a diferenciarnos de otros profesionales: Para no sentirnos uno más entre la multitud y poder acceder a mejores posibilidades. Con el objetivo de lograr posicionarnos en un lugar diferente para que la recomendación y la captación de lo que ofrecemos llegue orgánicamente. Eso depende nuestras habilidades, conocimientos, experiencias y talentos. También es importante nuestro trato, como nos desenvolvemos socialmente, y las herramientas de comunicación que adoptemos para generar vínculos con los demás.
  • Es la estrategia de posicionamiento de nuestra propia marca: Nos permite poder posicionarnos en determinado segmento, ofreciendo determinados servicios. La cual se verá reflejado en las comunicaciones en redes sociales, web, blog, newsletter, entre otros recursos que utilicemos.

En definitiva lo que buscamos es transmitir de una manera directa y contundente: ¿Por qué lo que hacemos es único?


¿Qué debemos tener en cuenta en la elaboración de la propuesta de valor?


1) Argumentar
Debemos tener ejemplos concretos de estos beneficios que ofrecemos. Pensar de qué manera o con qué recursos contamos para avalar cada uno de los beneficios que detallamos cuando pensamos en nuestro propósito.

Es importante tener un respaldo concreto para demostrar cómo podemos realmente satisfacer esa necesidad que los early adopter desean. No son ni más ni menos que los seleccionadores, colegas, clientes, compradores tempranos de mi persona los que deben valorar la propuesta. Con tanta competencia dando vueltas y con tantos talentos peleando por lo mismo, es clave poder darle a nuestro buyer persona un argumento sólido de por qué ofrecemos lo que ofrecemos.

2) Observar a otros perfiles que nos identifiquen
Analizar a las personas que a nosotros nos identifican o “supuestos” competidores suele ser un buen recurso de inspiración. Esto quiere decir que debemos tratar de analizar qué ofrecemos de diferente respecto a otros. Y comprender con total humildad porque al otro le va bien en lo que hace.
En este punto se trata justamente de identificar las necesidades no satisfechas, y cuál podría ser nuestro aporte en ese sentido. Es una práctica clave generar networking.

3) Diferenciarnos
A medida que nos acercamos a nuestras propuesta de valor, debemos tener en claro que NO debe poder adaptarse a los competidores, al menos NO en el corto plazo. Si la respuesta es sí, si lo que ofrecemos ya lo están ofreciendo otros y bien, debemos reformularla. Nuestro posicionamiento debe ser único y ubicarnos en un lugar distinto.

Leído esto, espero haberte ayudado a pensar en tu plan de carrera. Nos encontramos de nuevo en la próxima nota:
¿Cómo escribir nuestra propuesta de valor?